Monday, February 8, 2016

Tuesday, February 2, 2016

Surprise!!

Me puse contento con los resultado de Iowa, no sé si les pasa lo mismo. Sorprendentemente Trump perdió, por pocos puntos es verdad, pero no era lo que las encuestas decían. Por el lado de los demócratas parece que Bernie, la va a hacer esforzar a Hillary, y esta bien, hasta hace unos meses se pensaba que iba a ser un paseo de la próxima Presidente de EU (porqué eso nadie lo duda no, o sí?)
Lo de Trump no tiene defensa, hizo comentarios xenófobos, por más que Ramiro insista y lo apure a Pascual. El jardinero y la empleada de la Norma entraron en esa generalización, despreció el aporte y el valor de los mexicanos a la cultura americana, y sus pocas opiniones sobre política exterior, como la que dió sobre Putín, son equivocadas.
Ted Cruz tiene una cara de inútil casi tan desilusionante como la de Rodriguez Larreta. No estoy de acuerdo que Princeton y Harvard sean condiciones suficientes ni mucho menos para decirse capacitado.
Lo único para lamentar es que si a fin de año la contienda se definía entre Sanders y Trump, seguro lo teníamos a Ramiro de vuelta por estos pagos!!! Aunque Bloomberg ya anticipó la semana pasada que de suceder algo así, esta preparado para nominarse en forma independiente y gastar 3000 millones de dólares de su fortuna personal en la campaña!!


Wednesday, January 27, 2016

La década en que aprendimos casi todo

Un texto de Alejandro Borensztein: La década en que aprendimos casi todo. Lo pego completo. Vale la pena.

"La verdad es que estos doce años se me pasaron volando. Entre las amenazas telefónicas, las apretadas desde los más altos mandos y los agravios contra mí y toda mi familia perpetrados por la banda neofascista de propaganda facturada por Gvirtz, Spolzki y otros honorables, no tuve tiempo de aburrirme.
Es más, debo reconocer que así y todo, la pasé fenómeno.

Yo diría que la cosa se me puso un poquito más pesada sobre el final. Digamos, los últimos siete u ocho años.
En los primeros cuatro añitos de la era kirchnerista, nadie me molestó. Fueron cuatro años felices, en los que disfruté de ese simpático autoritarismo incipiente sin padecer ningún problema. Supongo que fue así porque durante esa etapa no se me dio por escribir boludeces.
Sin embargo, a la hora del balance no quisiera ser ingrato. Yo le debo muchísimo al kirchnerismo.
En principio, le debo el éxito de la página dominical y sus derivados. O sea, los honorarios que cobré por escribirla, y los dólares que pude ahorrar gracias a que este gobierno progresista me los vendió baratos, subsidiados por el Estado, los obreros y los jubilados.
También le debo la publicación de cinco libros (uno por salir). Si tuviera la suerte de que el kirchnerismo continuara haciendo de las suyas, en poco tiempo más habría publicado más libros de los que leí.
Le debo las felicitaciones domingueras de mi madre y de muchos de mis amigos, y el privilegio de saber que podré veranear en Córdoba sin peligro por el resto de mi vida. Por suerte, a El Calafate y al glaciar Perito Moreno ya fui, antes de que se deschavara que la familia Kirchner se dedicaba a la hotelería para la liberación.
Pero por sobre todas las cosas, le debo al kirchnerismo el afecto que recibo a cada paso en las calles de mi ciudad.
No se olvide amigo lector que yo vivo en la Capital Federal, donde el kirchnerismo duro, el del escrache, la resistencia, la falange de propaganda, los pibes de La Cámpora y los viejitos de Carta Abierta, no sacan más del 20% con mucha suerte y viento a favor. Por eso cuando voy a un cine o a un restaurante, siempre pienso que el 80% de los tipos que están sentados ahí, me adoran.
El kirchnerismo nos enseñó que hay una Iglesia mala y otra buena: la de Bergoglio y la de Francisco. También que para bajar la pobreza solo hay que echar a patadas al que la mide, y que progresismo es apoyar cualquier cosa que se le ocurra a una Presidenta.
Les debo el descubrimiento del Club de los Malos. Una organización perfecta que sincroniza con precisión suiza cada una de nuestras calamidades. Desde la llegada de Boudou al Gobierno hasta la elección del presidente de la AFA, pasando por las Cadenas Nacionales, la fatal decisión de llevar a Aníbal como candidato o las cajas no habilitadas en los supermercados.
Descubrimos que Strassera, Fernández Meijide, Magdalena, Morandini, Stolbizer y Lanata entre otros, son la derecha. Y que Alperovich, Jaime, De Vido, Shocklender y Barone, entre otros, son la izquierda.
Aprendimos que la guita no se cuenta sino que se pesa, y que para levantarla en pala y sin esfuerzo, sólo hay que armar un buen negocio con un alto funcionario y disfrazarlo de causa nacional y popular. Ya sea en el rubro subsidio con retorno, obra pública o pauta publicitaria oficial. La revolución se hace con guita. Si es de otro, mejor. Como dijo el Compañero Napoleón: “Para hacer la guerra hacen falta tres cosas: dinero, dinero y más dinero. Hay guerras más baratas, pero se suelen perder”.
Por supuesto, aprendimos cómo se hace para lavarla. Es facilísimo: un gomía de confianza, un buen hotel, su ruta. Lo de “su ruta” es por el dicho o por la ruta del dinero o porque justamente la joda arranca con la obra de una ruta. Hay múltiples interpretaciones posibles.
Es verdad que estas cosas, en menor medida, pasaron siempre. Pero nunca tuvimos un gobierno tan didáctico.
Nos enseñaron que el mundo ha vivido equivocado, por eso en Berlín, Los Angeles, Londres o Montevideo se vive como el orto y en Bernal la pasan fenómeno.
Y si todavía no vivimos tan bien como nos merecemos es porque en Washington, desde que se despiertan hasta que se van a dormir, no hacen otra cosa más que ocuparse de jodernos, como nos enseñó el Negro Fontanarrosa. Por suerte nuestra Presidenta los deschavó desde el primer día. Desde la operación de la CIA con la valija que traía Antonini Wilson hasta cuando desenmascaró el montaje hollywoodense del ISIS.
Aprendimos Nisman. Todo Nisman.
Aprendimos que ningún argentino necesita más ir a Mar del Plata para jugar al casino. Viva donde viva, puede hacerlo en la esquina de su casa.
Aprendimos lo que es un impostor político: un tipo que se vanagloria de haber estatizado aquello que, cuando arrancó la democracia ya era del Estado, y que luego él mismo privatizó antes de volver a estatizarlo. Sin jamás pedir perdón.
Aprendimos una vez más en la Argentina, y por si quedaba alguna duda, que el fin justifica los medios y que el Estado es el gobierno.
Aprendimos que la entrega del poder se realiza de una u otra manera, dependiendo que de quien gane. No es lo mismo entregar el poder a un presidente que va a defender los intereses nacionales, que entregárselo a un presidente como Macri que viene para hacer negocios y firmar contratos secretos con Chevron.
Aprendimos que un presidente saliente puede ser capaz de decir que no entrega personalmente el poder a un presidente entrante porque tiene que llegar a tiempo a la fiesta de su cuñada. Posta. Crease o no.
Descubrimos que aquel Víctor Hugo que admiramos durante años terminó siendo este desmesurado delirante que el martes 8 de diciembre de 2015 a las 9.25 AM pasó a la inmortalidad con una frase inolvidable: “Ya está, ya ganaron, ya dieron el golpe blando con el argumento de la democracia”. ¿Qué tal? Ni Donald Trump se hubiera animado a tanto.
No hay mucho más para decir. Hace rato que Ella se fue. Pidió 100 hombres armados como custodia permanente. Parece mucho, no? O está preocupada por la sensación de inseguridad o tiene pensado invadir Polonia.
En fin, fueron años difíciles. Innecesariamente difíciles.
En muchas oportunidades recordé una historia de mi viejo, cuando a finales de los 70 trabajaba en el Maipo porque la tele era un territorio prohibido para él.
Estaba esperando detrás del telón para el saludo final y mientras retumbaban los aplausos, Juan Verdaguer se le acercó y le dijo: “Algún día recordaremos esta época como aquellos viejos tiempos”.
Así será."

Monday, January 18, 2016

Llegará el día en qué la ciencia pueda predecir y controlar la increíble complejidad del cerebro humano, no tengo dudas. Seguramente tambien, a pesar de la velocidad exponencial a la que avanza la tecnología, ninguno de nosotros podrá llegar a comprar la pastillita definitiva de la felicidad en la farmacia amiga. Yo mientras tanto me entretengo probando las que me receta mi terapeuta. Todavía no me vinieron ganas de vaciar el cargador de un buen revolver, como asegura Ramiro que suele suceder. Pero de sentir esa necesidad voy a procurar que sea en alguna reunión de la militancia Nacional y Popular, para darle un gusto a la mayoría oligarca del blog.


http://www.ted.com/talks/david_anderson_your_brain_is_more_than_a_bag_of_chemicals#t-910823

Friday, January 1, 2016

Thursday, December 17, 2015

Para la sección "tomá que ya no se hace buena música, o no ves que buena esta música nueva que suena como vieja?"





Capo el vago.

Apostando a la confianza

Vaya si no han sido moviditos los primeros días del gobierno de Macri. Esperemos que le salga todo redondito, que si le va bien a Macri le va a ir bien todos los argentinos de bien.

Va a ser muy interesante ver como repercute esto en la inflación, el flagelo que ha venido causando estragos en la Argentina.
Parecía tan serio este muchacho....

Friday, December 11, 2015

JMS

Alguna vez, muchos argentinos deberán preguntarse cómo (o por qué) toleraron tanta desmesura durante tanto tiempo.

Excelente análisis.

Tuesday, December 8, 2015

Vergüenza

No se puede creer lo que está pasando con el tema del traspaso. Seremos alguna vez un país normal?

Monday, December 7, 2015

Basura periodística

La desesperación del New York Times se ha hecho evidente la semana pasada cuando sacó una editorial en su primera página. No lo había hecho desde 1920. Ni la Gran Depresión, la segunda guerra mundial, el macartismo, la lucha por los derechos civiles, el asesinato de Kennedy, la caída del muro de Berlín, sólo por nombrar algunos hechos salientes de los últimos 95 años, merecieron el espacio que le da a la fallida idea de que el control de armas es un imperativo moral para la nación.

La desesperación, que más bien es frustración, es latente en cada párrafo. Tan latente como poco convincentes son sus argumentos. El hecho de la semana pasada fue un acto terrorista y una falla del gobierno de Obama, que es el responsable que estos malhechores hayan entrado por la puerta grande a este país.

 

El hecho además ocurrió en California, uno de los estados con mayor regulación en cuanto a la posesión de armas.

Qué propone el NYT? Casi nada. Prohibir la venta de rifles, que causan un 2% de los asesinatos con armas. De ese 2%, una gran parte han ocurrido en estados en los que los rifles YA SON ILEGALES. Flor de persuasión por parte del diario.

La frustración del diario es la misma de Obama y todos los progresistas que se resisten a ver la realidad: el pueblo no sintoniza con la elite en este tema. Me parece que es porque el pueblo sabe leer estadísticas.

Friday, December 4, 2015

Números


Mass Shootings desde Sandy Hook


Pascual dice que han muerto 1.312 personas a consecuencia de "mass shootings" en Estados Unidos.

Really??

Pascual, el número es 441 muertos DESDE Columbine, que fue el 20 de abril de 1999.

PD: Nobleza obliga: los números desde Columbine ya superan holgadamente a Cromañón. Pero voy a seguir citando Cromañón. Ej: la cantidad de víctimas desde el 2012 todavía no supera el número de víctimas de Cromañón.

Wednesday, December 2, 2015

Ideologias (guste o no)


Esa re contra mala costumbre

Hay que hacer algo. Y urgente. No se puede dejar que los psicofármacos sigan haciendo de las suyas. No más farmacias.



Monday, November 30, 2015

El quedao de Macri

Estoy empezando a estar de acuerdo con el Agucho. Qué hace este bambaco que tenemos de presidente electo pensando en como armar su próximo gabinete cuando hay una reunión tan importante en Paris en la que los líderes del mundo se juntan a cenar en el mejor restaurante del mundo a salvar el mundo de las emisiones de gases*?




(*) 300.000 toneladas de dióxido de carbono serán emitidas gracias a los 50.000 payasos que viajaron a la ciudad luz para solucionar los problemas del mundo. Si hace calor en la casa de la abuela en nochebuena, ya saben quien tiene la culpa.

Wednesday, November 25, 2015

Es la alternancia, boba



Mauricio Macri es desde el pasado domingo el presidente electo. Con su triunfo sobre Daniel Scioli en el ballottage ha puesto fin a un ciclo político que venía usufructuando los poderes públicos desde hace doce años y que aspiraba a seguir haciéndolo sin solución de continuidad. El matrimonio Kirchner creyó haber encontrado la fórmula para vulnerar la cláusula constitucional que veda a un gobierno estar por más de dos mandatos en funciones mediante la treta de intercambiarse entre ellos la banda presidencial turno por turno. La sorpresiva muerte del marido en octubre de 2010 estropeó la jugada. Cristina tuvo entonces que ir por un segundo mandato, que por imperio de la Carta Magna tendría que ser el último. Al poco tiempo de ser reelecta con el famoso 54% de los votos, empezó de a poco la movida que tenía como fin instalar la idea de la necesidad de una reforma constitucional para supuestamente incorporar al texto los derechos que los argentinos obtuvimos en estos años maravillosos. Y de paso, claro está, abrir el camino a la re-reelección de Cristina. Los cacerolazos de 2012, sobre todo el del 8N, paralizaron la maniobra. Fue en ese año que la diputada Diana Conti enhebró un par de frases que harían historia. Contó que sus sueños y expectativas apuntaban a una "Cristina eterna", y mostraba su desprecio ante la alternancia en el ejercicio del poder al tildarla de boba y ridícula, sobre todo cuando nuestro país tenía la fortuna de contar con una estadista de la talla de Cristina Kirchner. 
Cuánta justicia es capaz de hacer un humilde signo de puntuación como la coma cuando la ponemos en el lugar correcto. 

Por tercera vez en este período democrático próximo a cumplir 32 años, el peronismo resultó derrotado. Quien terminó con el mito de la invencibilidad del movimiento creado por Perón fue Raúl Alfonsín en octubre del 83. La UCR repitió la proeza en 1999, pero esta vez necesitó la colaboración de fuerzas que venían del progresismo, algunas de las cuales eran desprendimientos del PJ. Del triunfo consumado el domingo pasado también formó parte el radicalismo, pero esta vez como un socio menor del espacio vencedor. No puso al presidente, tampoco al vice. El centenario partido va a tener que conformarse con algunos ministerios de segundo orden y un par de secretarías. No ha sido una buena señal el retiro de la vida pública del presidente de la UCR, Ernesto Sanz, poco después de la victoria y cuando ya Macri había anunciado que iba a ser su ministro de Justicia. Nadie como Sanz hizo tanto por el acercamiento del radicalismo al líder del Pro.

Había que tener mucho de optimismo y más aun de ingenuidad para suponer, no mucho tiempo atrás, que el peronismo en su versión kirchnerista podía ser sacado del poder. Para encontrar un ejemplo parecido en la historia nacional de la manera en que un grupo político se adueñó tan por completo de los mecanismos estatales a todo nivel, hay que remontarse al peronismo original, al de los años 40 y 50. El que sólo pudo ser desalojado mediante un golpe militar. 
Lo que venía demostrando este 2015 con su interminable serie de elecciones que dio comienzo ya en febrero, era la victoria de los diversos oficialismos, que en la mayor parte de los casos estaba representada por el peronismo. El electorado entonces tanto en provincias como en municipios no parecía seducido por la idea de un cambio. Además, si el peronismo demostraba su potencia para conservar el pequeño terruño, cómo no iba a tenerla a la hora de la disputa por el premio mayor, la presidencia de la Nación, cargo en el que esta gestión concentró todo el poder.

A lo largo de estos doce años, el kirchnerismo demostró varias veces su capacidad de recuperación. Ni bien estrenado el 2015, la muerte de Nisman, que le generó un enorme daño por su impacto social, poco tiempo después quedó en el olvido. La candidatura de Sergio Massa, en su momento temible, se fue desinflando a medida que se acercaban las PASO. La de Macri, que tuvo un impulso con el caso Nisman, al tiempo decayó, aunque no tanto como para hacer desistir a los radicales de sellar un acuerdo con él y hacerlo implícitamente "su" candidato.
El resultado de las PASO en agosto no dejó a nadie conforme. Scioli no pudo llegar al 40% y Macri apenas arañó el 27%. Massa encontró aire al contar a De la Sota como sparring y pudo terciar en la pelea.

La mayoría de los pronósticos para las generales del 25 de octubre ubicaban a Scioli ganando en primera vuelta o yendo al ballottage con gran ventaja sobre el segundo, puesto en el que algunos encuestadores situaban a Massa. Se entiende entonces la sorpresa que depararon los resultados finales. Ni qué hablar de la derrota peronista en provincia de Buenos Aires luego del duelo entre la bella y la bestia.
A partir de ahí todo cambió. El favorito pasó a ser Macri, a quien se lo vio feliz y apto en su nuevo papel. Un Scioli acostumbrado a ser el mimado de las preferencias electorales y las encuestas de opinión, por primera vez se encontró corriendo desde atrás y con mayor imagen negativa que positiva, por lo que tuvo que replantear su estrategia de toda la vida. Quien había jurado ser "más Scioli que nunca", fue más K que nunca. El "con fe, con optimismo.." fue sustituido por las denuncias contra el "creído de Barrio Parque" que le iba a quitar el trabajo a los argentinos, pulverizar sus salarios y abrazarse con los buitres y el FMI, entre otras fechorías.

La campaña del miedo no sirvió para quitarle el triunfo a Macri, pero sí seguramente para estrechar sus márgenes. Fue un error no haber desmentido con claridad las afirmaciones del oficialismo. En este caso el silencio otorgó. La alegría de la victoria tuvo al final un sabor agridulce, al pasar de diez a tres puntos con la totalidad de las mesas escrutadas.
Pero bueno, no hay que ser tan pretenciosos. Cambiemos ha logrado una inmensa hazaña, al torcer una historia que parecía tener un final escrito de antemano. Mauricio Macri demostró ser un gran candidato y poseer un temple y un espíritu de lucha del que muchos dudábamos.
Ojalá igualmente demuestre ser un gran presidente.




Wednesday, November 11, 2015

Menem lo hizo

Pasen y vean. Aquí está el abanderado del modelo nacional y popular, quien hoy se ofrece como garantía para no volver a los noventa ¿Se puede ser tan falso y caradura?¿Puede haber tanto ingenuo suelto haciendo campaña por este monigote?
Estos cuatro minutos no tienen desperdicio. No recordaba que el entonces motonauta ultramenemista era uno de los que quería la re-reelección del prócer de Anillaco aún a costa de violentar la Constitución Nacional.
Como dice todo kirchnerista que se precie: "tengamos memoria".

A la estratósfera

De los creadores de "Los homosexuales son enfermos" y "Vamos a construir puertos en Santiago del Estero" Llegaaaaaa!!!




Muy pronto en todos los hogares!!
No te lo pierdas!!

Democracia




Tuesday, November 10, 2015

Con las manos limpias




Los documentos del Boletín Oficial muestran que la empresa, SES S.A., de la que Caputo es uno de los socios mayoritarios, tuvo contrataciones con el gobierno porteño posteriores a la llegada de Macri. La legisladora de Nuevo Encuentro, Gabriela Cerruti, que lo denunció penalmente a Macri por las irregularidades en su declaración jurada, se preguntó en su cuenta de Twitter: “Dice Macri que Caputo no tiene contrataciones. ¿Y esto que es?” A continuación, publicó las diversas contrataciones por limpieza de hospitales, plazas o del metrobús de Juan B. Justo (una obra que no estaba iniciada cuando terminó su mandato Telerman). Cerruti ya había denunciado a Macri cuando nombró a Caputo como asesor ad honorem del gobierno porteño al comienzo de su mandato. Debieron dar marcha atrás con ese decreto, porque era incompatible que fuera contratista y asesor. De todas formas, siguió asesorando.

De esta se va a disculpar también? 


Podemos sumar a esto 


1) Los Intendentes Nazis en Mar del Plata y La Plata. 

2) El Opus Dei en Educación y Salud (Esteban Bullrich y Abel Albino)
3) Lilita "Pyscho" Carrió en la Procuraduría.
4) Neoliberales en Economía.
Nada puede salir mal.

Saturday, November 7, 2015

De vos depende

Si gana Macri, vuelven los noventa.


Friday, November 6, 2015

La grieta

Me río cuando hablan de la "grieta". Agarrás los últimos 40 años de este país y tenés: López Rega, Isabel, la Triple A, el Rodrigazo. Después los milicos, con un plan económico impuesto por EEUU. Muertes, desapariciones, y el golpe de efecto de Malvinas. Después vino Alfonsín: hiperinflación con todos los grupos de mierda que le hacen el golpe económico, con el partido militar que todavía existía. Luego el menemismo: 10 años donde todos se callaron la boca y decían "miralo a este enano que se coge modelos de un metro noventa". A la mierda la industria nacional. Se privatizó todo y todo anduvo mal. Los dos atentados. Río Tercero. Y tras todo eso, la Alianza, que termina con De la Rúa que se confunde el nombre de la mujer de Tinelli. 39 muertos. Cavallo, el corralito.
Y ahora resulta que el problema es el kirchnerismo. ¡Por qué no se van todos a la concha de su madre!
Y todos esos cachivaches de la oposición, empleados del poder fáctico, dicen que estamos en "la grieta". Todo esto dicho por un gordo que en 2009 puteaba a Clarín y ahora labura para Clarín. Listo. 
Diego Capusotto


Wednesday, November 4, 2015

Arte y parte

Tantos destacados exponentes de la Cultura tucumana no pueden estar equivocados. Sabemos bien que a los artistas lo que los mueve son siempre los elevados ideales que engrandecen el espíritu humano. Emociona ver tantas remeras de La Cámpora y tantos dedos en V. No podemos hacer oídos sordos ante este llamado de la Cultura. Hasta la victoria siempre, compañeros. La derecha neoliberal no pasará.

Otra de paces

“Si el patriotismo es el último refugio de los canallas,  entonces el antisemitismo es el último refugio de los ocupantes” 
                                                                  Yoel Marcus (Periodista)

Wednesday, October 28, 2015

Se va la segunda


Todavía no salimos del asombro ante el resultado de las elecciones del pasado domingo. Lo que revelaron las urnas una vez abiertas no estaba en los cálculos de nadie. Las muchas encuestas que se vinieron realizando desde las PASO de agosto fallaron por completo, inclusive las que se hicieron en la misma jornada electoral, las llamadas "boca de urnas". Tampoco curtidos y reputados analistas políticos fueron capaces de advertir lo que el electorado nacional se traía entre manos. Así por ejemplo, pudimos ver a Jorge Asís la semana pasada decirle con total seguridad a Alejandro Fantino en su programa que no existía la menor duda acerca del triunfo de Daniel Scioli en primera vuelta. Los programas radiales y televisivos, así como las columnas de opinión de los diarios, como dando por hecho la victoria del candidato oficialista, especulaban sobre lo que habría de esperarse de ese nuevo gobierno y sobre todo cómo serían las relaciones entre el presidente ex motonauta y la líder hasta aquí indiscutida de su espacio. Se pensaba en algunos casos más en las elecciones legislativas de 2017, posible escenario del choque entre el kirchnerismo y el sciolismo para ver quién se quedaba con el liderazgo peronista, que en las presidenciales del domingo 25 de octubre.

Las autoridades electorales habían ya advertido que los primeros resultados iban a estar alrededor de las 22 hs., por lo que habría que armarse de paciencia y calmar la ansiedad. Pero desde temprano empezaron a aparecer señales de lo que vendría. Los noteros que Radio 10 tenía esparcidos en multitud de escuelas de Capital y Provincia de Buenos Aires daban números de urnas recién escrutadas que no entraban en los cálculos previos. Pasaban las horas y no se escuchaba palabra alguna desde el campamento sciolista. Por entonces se pudo ver a Gabriela Michetti en compañía de otras figuras de Cambiemos subir al escenario y contar que la cosa venía muy bien para el espacio constituido por el PRO, la UCR y la Coalición Cívica. Su cara de felicidad mostraba que estaba siendo sincera.

En cualquier acto eleccionario es costumbre que el ganador sea el último en aparecer en público, una vez que los vencidos hicieran lo propio reconociendo su derrota. Esta vez, y en otra muestra de lo atípica que fue esta elección, quien primero se subió al escenario fue el triunfador. Con rostro desencajado e indisimulable fastidio, Scioli en su discurso confirmó implícitamente que habría ballottage y abrió de paso la campaña para el mismo atacando a su desde entonces único contendiente.
A continuación Macri apareció en escena para celebrar con los suyos haber cumplido el objetivo de forzar una segunda vuelta. Con estudiadas palabras, agradeció a quienes lo votaron y empezó a intentar seducir a quienes no lo hicieron.
Los demás candidatos fueron apareciendo en sus respectivos bunkers para felicitarse por la tarea cumplida. Todo esto se dio sin siquiera conocerse el dato oficial de una sola mesa.
Recién pasadas las 12 de la noche aparecieron los primeros datos oficiales. Y ahí los millones que seguíamos las pantallas quedamos boquiabiertos. Macri no sólo conseguía entrar al ballottage, sino que le ganaba 36 a 34 % a Scioli con el 70% de las mesas escrutadas. Y no sólo eso. María Eugenia Vidal, hasta hace unos meses desconocida para el gran público, le ganaba con claridad a Aníbal Fernández en la provincia de Buenos Aires, gobernada por el peronismo desde 1987. Que alguien nos pellizque. 

Empezamos a vivir desde la noche del domingo un tiempo político nuevo. Nunca hubo ballottage en la Argentina. Es de prever que la gente demuestre mayor interés en esta campaña que el que tuvo en la de la primera vuelta. La polarización es ahora inevitable. La fuerte división que se gestó en estos años políticamente intensos entre lo K y lo anti K  va a tener ahora su choque frontal y definitivo el próximo 22 de noviembre, donde no habrá lugar para neutrales o indiferentes. O cambiamos o seguimos así. 





Populismo VS República

El populismo ama tanto a los pobres que los multiplica
este vídeo esta muy bueno... después de verlo digan que opinan sobre todo Agustín 

Monday, October 26, 2015

Elecciones

Nada de movimiento acá. 

Yo voy a hacer una predicción del resultado entre los miembros del blog: 

Macri se llevó los votos de Emilio, Pascual, el Flaco, Patricio Federico. Scioli se llevó el voto del Agucho. Esfija votó en el medio, o sea por Scioli y Vidal. Ustedes me dirán. 

Mi lado optimista dice que ayer el menú fue mucho mejor de lo que ofreció la política argentina en años de años. Macri puede ser un gran presidente: tiene experiencia ejecutiva, carisma y ganas. Como buen hincha de River que fui, reconozco el antes y después de él en lo que es la institución que tanto odiaba en otra época de mi vida. Le juega en contra: nadie antes de Perón pudo gobernar la Argentina desde la vereda del frente. No se sabe que programa –si es que tiene uno– trae consigo. Scioli parece un tipo honesto, tranquilo y un paso en el sentido correcto respecto del lugar de donde viene. Le juega en contra que no parece tener mucha personalidad. Y no se sabe que programa –si es que tiene uno– trae consigo. Massa es un tipo que parece honesto y muy preparado. Una joyita de político. Le jugaba en contra la inexperiencia y el no contar con el "aparato". También el hecho que no se sabe que programa –si es que tiene uno– traería consigo. 

Mi lado pesimista llama a la prudencia. Después de todo, de ninguno se sabe que programa –si es que tiene uno– trae consigo. 

Blog Archive