Tuesday, July 27, 2010

Marty, Ronnie, Bell, Pascual y yo

Ronnie estaba cumpliendo su condena. Su novia lo fue a visitar en la cárcel. Llevó de contrabando un pedazo de chorizo colorado y un revólver para el muchacho. Ronnie intentó escapar. Le pegó un tiro a un abogado primero, luego a un oficial que sabía estaba desarmado. Hizo chistes y le pidió a los compañeros que le rindan homenaje por haberle pegado un tiro a un cana. El estado de Utah pidió la pena de muerte y obtuvo la condena en 1985. Una ley vieja del estado le da al reo la posibilidad de elegir la forma de ejecución. Ronnie eligió el pelotón de fusilamiento. 25 años después de recurso trás recurso, llegó la ejecución de Ronnie (para poner las cosas en perspectiva, Ronnie fue condenado el mismo año que vimos "Back to the Future"). No me quiero imaginar la cuenta final a los "taxpayers" de Utah por los gastos legales ocasionados por esta inmundicia de ser humano (y aquí develo una de las principales objeciones que tengo a la pena de muerte: lo que cuesta ejectuar a estos malvivientes en un país altamente civilizado como lo es este).

Marty es un compañero de la secundaria de mi esposa. Decidió irse a vivir 6 meses a la Argentina con su esposa. Regresó la semana pasada y vinieron a comer una cena y a deleitarnos con sus historias en el país austral. Chochos, por supuesto. Maravillados con Buenos Aires, los paisajes del sur, el ritmo de vida... y por supuesto, la cultura de la gente: "'House' is their American Idol". Claro, en algún momento tiene que llegar la pregunta: "Cómo puede ser que un pueblo tan sofisticado esté en la situación en la que está?" Y la pregunta es a mí.

Es difícil explicarle a Marty. Pero es simple la explicación: no merecemos mejor suerte. Tenemos lo que merecemos. Cada gobierno prueba ser más corrupto que el anterior y a nadie se le mueve un pelo. Ni uno. Nos rematan el cada vez más negro futuro en forma constante, y en lugar de sacarlos a la mierda a todos, los aplaudimos y les damos premios. Uno abre La Gaceta de esta semana y se da con las mismas caras de siempre peleando por el comando de la provincia: Parajón, Alperovich, Cirnigliaro, Vergas Aignasse... in cre í ble. "Back to the not-so-glorious Past" se llama este éxito de taquilla. Y no le pidas comentarios a la gente inteligente sobre estas cosas, Marty. Están ocupados con cosas verdaderamente importantes. Por ejemplo, mi amigo Pascual, ha empleado el 95% de espacio de este blog en las últimas semanas para discutir sobre la situación de Ronnie. In-Cre-I-Ble.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------

La ciudad de Bell está a unos kilómetros de Claremont. Es una caldera estos días. La gente se enteró que unos cuantos funcionarios tienen una grosería de sueldo. Salieron a la calle el fin de semana con pancartas pidiendo la cabeza de todos. Ayer lunes el gobierno de la ciudad se reunió para responder al público. Pidieron perdón y se comprometieron en rebajarse el sueldo en un 90% (noventa por ciento!). La gente les gritaba:
"No. No queremos rebajas. Queremos que se vayan TODOS."

Dejame que juegue a ser adivino: van a terminar renunciando todos. Y muy probablemente, van a ser investigados por la justicia penal.

Bravo por tu pueblo, Marty. (Que pena por el nuestro, Pascual).






6 comments:

  1. Dada mi poca participación en el blog, mi porcentaje en el tema Ronnie (¿99 % ?) seguro es mayor a la de tu amigo. Quizás mis comentarios en esa entrada sólo sirvieron para darles motivos a tu amigo para que ocupara más tiempo en Ronnie.

    Debo aclarar que mi posición en el intercambio de comentarios era dar mi opinión sobre lo civilizado que es EEUU. Luego derivó en una defensa de la Ley y su aplicación, lo cual es importante y merece incluso más espacio -no sé si en el blog- pero si en las casas, las escuelas y la prensa de nuestro País. Más educación, entre otras cosas, para respetar la Ley. Y si creemos que la Ley (u otra cosa en el País) está mal, deberíamos hacer lo que hace el pueblo de Bell. Participar, opinar, exigir, etc y también tratar de hacer, y seguir hasta lograrlo.

    En mi blog he escrito entradas como esta o esta y esta otra e incluso esta. Y hay más en la etiqueta Política. Claro que no alcanza. Yo no los aplaudo ni les doy premios, pero tampoco los saco a la mierda.

    Nobleza obliga: tenés razón: no merecemos mejor suerte.

    Saludos,
    Emilio de EFINews

    ReplyDelete
  2. Lo que critico es la actitud. Y por eso vos salís ileso, Emilio. Tenemos tantas cosas para aprender de Estados Unidos y los países más avanzados que se me ocurre buscar la paja en el ojo ajeno es una deshonesta forma de perder el tiempo.

    Que no señale aquí los defectos de Estados Unidos no quiere decir que no existan. Y muchos de esos defectos no son muy diferentes en escencia, aunque sí en grado, a los que tenemos nosotros (Los Simpson no fueron creados por un tucumano, después de todo). Que se hayan dado las condiciones para que la gente salga a la calle en Bell brinda más evidencia de que no existe el paraíso y la complacencia se paga caro, es un deber ciudadano estar en máxima alerta todo el tiempo. Y no veo eso en la actitud de Pascual o el Flaco.

    ReplyDelete
  3. A esto me refiero cuando hablo de frases hechas y slogans:
    "Nos rematan el cada vez más negro futuro en forma constante, y en lugar de sacarlos a la mierda a todos, los aplaudimos y les damos premios." Ramiro (aunque sacando la palabra 'mierda' del comentario bien podría firmarlo Morales Solá)

    En cuanto a la actitud crítica de Pascual a la que haces referencia…EEUU es el que ‘rulea’ el mundo, el que quiere vender su modelo, el cuidador “oficial” de la civilización occidental. Son estas situaciones, como el caso Ronnie, las que hay que señalar por las contradicciones que encierran en si misma (el país civilizado que fusila). Para que criticar a Liberia?...todos en este espacio estariamos de acuerdo en eso. Para que palmearnos la espalda y hacer comentarios irónicos en señal de aprobación del post…no, para eso está el Opinador.
    Sos vos Ramiro el que se escandaliza con las perlitas intolerantes de la cultura islámica, con los apedreos públicos, con las cortadas de mano, etc. Si en vez de Ronnie se hubiera llamado Mohamed y el caso hubiera tenido lugar Irán, no te hubieras tomado el trabajo de relatarnos el background y los detalles, lo hubieras censurado sin contemplaciones.

    Marty tiene que entender que Argentina no es EEUU. Aquí no se fusila salvajemente a un reo, ni existe siquiera la pena de muerte…

    ReplyDelete
  4. Dónde está la intolerancia?!

    25 años de recursos de apelaciones. Y el fusilamiento no es impuesto por la ley. En los últimos 100 años podés contar con una mano los reos que fueron fusilados (repito, ellos optaron el modo de ejecución).

    Si a vos te hace sentir bien emplear el adjetivo "salvaje" en este caso, está bien. En la vida hay que ser feliz. Mi punto es que la realidad es simple (y dolorosa): mientras sigamos así, los Martys siempre van ir de vacaciones con pasaje de vuelta. Y los Ramiros siempre van a venir con pasaje de ida a este "salvaje" país. Mi punto es: así nos va.

    ReplyDelete
  5. Emilio, si tu intención en el intercambio de comentarios era para subrayar lo civilizado que es EE.UU., erraste con el tema que se trataba en aquel post. Porque en él se retrataba justamente un caso flagrante de excepción a las prácticas civilizadas.

    Te equivocás, una sana costumbre tuya, si creés que en aquel intercambio estaban en pugna un defensor de la ley y de su aplicación y un propiciador de la ilegalidad. El enfrentamiento era entre alguien que defendía un barbarismo sólo por el hecho de estar prescrito por las leyes, y alguien para el cual la barbarie no cambia de condición porque así lo diga un legislador.

    El problema no es un individuo repugnante como Ronnie. El problema es que haya leyes tan repugnantes como él en un país que presume de ser "la civilización" por antonomasia. Esto es lo que llama la atención porque, como dice el Flaco, nada diríamos si el caso Ronnie se hubiera dado en algún país islámico, de esos que lapidan a sus mujeres.

    Si tenemos muchas cosas para aprender de los EE.UU., algo que estoy lejos de poner en duda, manos a la obra. Pero no es de ningún modo un ejercicio de falta de honestidad o de "mirar la paja en el ojo ajeno", expresar nuestra condena a ciertos usos y costumbres "americanas".

    No veo incompatibilidad entre alabar y copiar lo bueno y rechazar y denunciar lo malo. Y si en este espacio somos a veces críticos con el gran país del Norte, lo que sucede es que sensillamente alguien tiene que serlo, ante la mordaza autoimpuesta de los que tienen información de primera mano.

    Me parece fantástica la reacción de la gente de Bell. He aquí algo para imitar. Aunque en rigor de verdad el "que se vayan todos" es otro invento argentino que, lamentablemente, no funcionó del todo por aquí.

    ReplyDelete
  6. Argentina es civilizada por que inventamos los "candidatos testimoniales". Con una ceguera e ingenuidad similar se puede decir que EEUU no es civilizado por un fusilamiento.

    Encima somos tan civilizados que inventamos el "que se vayan todos", pero nos salió el invento por la culata y resultó "que se queden todos".
    Somo grosso, somo...

    Acá hay un video muy didáctico sobre las formas de gobierno. Allí se explica, además, la importancia de la Ley en la República. Ya sé, no corresponde al tema, etc, pero veánlo y divulguenló si les parece bueno.

    ReplyDelete

Blog Archive