Monday, August 9, 2010

Ochenta razones para degustar los Ochenta

En su comentario al post que Ramiro tituló Misc, el Flaco sostuvo que el mismo efecto que en nosotros de adolescentes provocó Volver al Futuro lo debe haber suscitado por ejemplo Matrix para quienes la vieron siendo adolescentes como nosotros lo éramos en los ochenta. Y que de la misma manera que nosotros hoy con el film protagonizado por Michael J. Fox, ellos dentro de veinte años sentirán la misma carga emotiva al ver de nuevo la Matrix de sus años juveniles.
Con este ejemplo el Flaco pretende destacar la relatividad aquí presente.
En principio esto parece inobjetable. Es así. Pero sólo si hablamos de películas....

Pero el Flaco hace extensivo este relativismo al parecer para cualquier manifestación cultural, y en especial a la música. De este modo, los ochenta no tuvieron en materia cultural en general y musical en particular nada de especial, o por lo menos nada que las décadas subsiguientes tengan que envidiarle. Su única particularidad estaría dada por el hecho de que recién entonces nuestras nóveles vidas se abrían al mundo. Sólo por eso los añoraríamos hoy día.

Soy consciente de la poderosa influencia subjetiva que está presente en mi juicio cuando digo con total convicción que los ochenta fueron en materia musical tremendamente superiores a las dos décadas que le siguieron. Y no lo fueron sólo por el hecho de ser yo un adolescente hacia entonces. Fue una etapa extraordinaria y seguramente irrepetible. Para probarlo podría citar decenas de solistas y de bandas que alcanzaron en ese tiempo el punto máximo de su producción artística. El fenómeno, por cierto, se dio de igual manera en nuestro país ¿O de qué años son los álbumes Rockas Vivas, Yendo de la Cama al Living o Doble Vida?

Para probar mi aseveración, sólo tomemos un año, el de 1985, justo en medio de la década, y nos fijemos cuáles fueron las canciones más vendidas en esos doce meses: Encontramos Take On Me de A ha, Shout, Everybody Wants To Rule The World y Head Over Heels de Tears for Fear, Carless Whisper de Wham, We Built This City de Starship, We Are The World de USA For Africa, Part-Time Lover de Steve Wonder, Every Time You Go Away de Paul Young, Save a Prayer de Duran Duran, One More Night y Sussudio de Phill Collins, Say You Say Me de Lionel Richie, Big in Japan de Alphaville, Heaven de Brian Adams, y sigue la lista....

La frase "para muestra un botón" parece la adecuada luego de echar un vistazo a esta breve pero elocuente lista del año '85 (aunque bien podríamos poner una mercería con todos los botones a nuestra disposición). A los que consideren que lo mio es pura nostalgia, que al fin y al cabo todo da igual, que en este cambalache del existir da "lo mismo un burro que un gran profesor", los invito a que enumeren las canciones más exitosas de lo que va del 2010, o las que fueron suceso en cualquiera de los anteriores al año que hoy nos cobija. Y las pongan al lado de esas de 1985, que eran "las comerciales" de entonces. Será como comparar un Picasso con el garabato de un infante, o al Maradona del '86 con algún volante de Ñuñorco. A no ser que aquí, en nombre del relativismo, tampoco se encuentren mayores diferencias.

12 comments:

  1. Pero fueron mejores que los sesentas? El 90% de los que vivimos los ochentas siendo mozos van a decir: Sí. Los padres de esos ya no tan mozos, quizás en mayor proporción, dirán: No. Sí. Es relativo.

    Y hay algo aún mayor en juego: en esta década el cambio en el medio por el que la música llega al receptor ha sido tan dramático que creo es imposible establecer la comparación. En el 85' 86', el que no tenía el LP Rockas Vivas o Nada Personal era el hijo de la Pila Mota. La masificación de ayer ha sido reemplazada por la terrible diversificación de hoy. En estos años he podido avizorar una minúscula muestra de ese inagotable universo de música de hoy, y no tengo dudas, la música buena goza de muy buena salud en la generación actual.

    ReplyDelete
  2. estoy de acuerdo con ramiro, y también creo que lo de antes da lugar a lo nuevo, aha o erasure o depeche mode o Eurythmics hacían música electrónica comercial y ahora se hace mejor y es gracias a ellos, tal vez, o mejor dicho a muchos otros que lo hacían aun mejor y no se conocen y también al avance tecnológico. hay una tendencia melancólica en las personas cuando entran a cierta etapa de la vida en la que consideran que todo tiempo pasado fue mejor, estoy en desacuerdo totalmente, no experimento esa emoción en ningún plano de mi vida, siempre creo que lo viene va a ser mejor y estoy convencido de que es así, aunque después me pongo a pensar un poco y me doy cuenta de que no existe algo mejor o peor, es distinto y es lo mismo porque es una continuidad. me gusta lo que pasa en la música hoy y lo que pasó antes también. Creo que las creaciones artísticas están relacionadas a lo que pasa en el mundo y el mundo cambia, no es lo mismo bach, vivaldi, mozart o stravinsky o bartok o picasso o lenardo da vinci etc, el arte crece, siempre, me doy cuenta que va para adelante y tiene que ver con la calidad de estar en el presente constante y hacer que las cosas tomen mucha altura desde la realidad actual. Como dice anton ego, no cualquiera puede ser un gran artista, pero un gran artista puede provenir de cualquier lado, en cualquier tiempo.

    ReplyDelete
  3. Shout?, Say You Say Me?...cuanta subjetividad!, cuanta cuestión melancólica en la lista de Luis!
    Acepto sin embargo, que esa década fue sobresaliente. Sino como podría explicar las "Fiestas de los 80's" que se han vuelto tan populares en Argentina y de las que disfrutan adolescentes y jóvenes de los 90' y de los 2000...
    Los "porqués" de ese pico creativo los veo relacionados con dos cosas
    1- La creciente libertad política que empezaba a vivir el mundo después de la oscura década del 70'. Una especie de pequeño 'renacimiento' donde todo florecía...o mejor dicho 'afloraba'. La Argentina fue un ejemplo típico de eso. Artistas proscriptos devenidos en ídolos masivos de la noche a la mañana.
    Basta comparar la melancolía de "Alicia en el país" de Serú Girán (finales de los 70') con "El rap de las hormigas" o "Tira para arriba", para darse cuenta que eran tiempos donde volvía la alegría...
    2- La masividad que alcanzaron los nuevos medios audiovisuales. Sobre todo la popularización del video clip, de la MTV y hasta de la misma Tele.

    Todo estas razones objetivas no terminan de explicar el anclaje emocional que tiene Luis con la música de esa década...a que se debe tanto fanatismo? solo él lo sabe...
    Tampoco tengo explicación para el gusto de Ramiro por el 'Monstruo' Sebastián o de Romualdo por Perales...

    ReplyDelete
  4. "Sino como podría explicar las "Fiestas de los 80's" que se han vuelto tan populares en Argentina y de las que disfrutan adolescentes y jóvenes de los 90' y de los 2000"

    De la misma forma que se explica que los jóvenes del 40s disfrutaban la música de los 20s, y nosotros en los 80s celebrábamos la de los 60s (allá lejos y hace tiempo, cuando Pascual predicaba que "la música de ahora [ochentas] era una basura" comparada con la de la época de la de nuestros padres.

    Me parece que vos nuncas lo has escuchado al "Monstruo" con los auriculares al taco. Toda una experiencia.

    ReplyDelete
  5. Nunca he dejado de reconocer la carga subjetiva que corresponde a todo gusto personal ni tampoco el detalle nada menor de haber vivido yo los ochenta. Pero también he vivido los noventa y la primera década del siglo XXI siendo todavía plenamente joven.

    No todo da igual, no es todo lo mismo y no todo pasa por el capricho anárquico del gusto individual. Hay hechos objetivos indubitables, como la constatación de que en los ochenta innumerables artistas al mismo tiempo alcanzaron su cima creativa e interpretativa. El universo de la música vivió lo equivalente a lo que en términos de la evolución geológica fue la Explosión del Cámbrico.

    La supuesta diversificación actual de la que nos habla Ramiro es más una muestra de la pobreza famélica que aqueja a la industria musical que la prueba de una hipotética descentralización de los gustos y las opciones.
    Es equivocada su antinomia diversificación/masificación, con la que pretende etiquetar ambas etapas temporales. Si algo caracterizó a los ochenta fue precisamente la enorme diversidad que teníamos a la hora de elegir. Hoy las opciones de real calidad son nulas.

    El Flaco comienza su comentario renegando de mi melancolía subjetiva pero al ratito reconoce el "pico creativo" de los ochenta, su carácter sobresaliente, y empieza a indagar sobre sus posibles causas. Luego de enumerar algunas de las que él mismo llama "razones objetivas", vuelve con eso de que no entiende las "razones" de mi anclaje emocional. Flaco, vos mismo lo acabás de afirmar: son esas razones objetivas las que invoco.

    Agustín señala que la música electrónica de hoy es mejor que la que hacían A-ha, Depeche Mode, Erasure o Eurythmics. Ver para creer; en este caso escuchar para creer. Hace 25 años no se ven rastros de algo equivalente a The Blood That Moves The Body, Enjoy The Silence, Little Respect o There Must Be An Angel.

    Indudablemente, como dice Agustín, las cosas cambian. Pero no siempre para mejor; la música es ejemplo de ello.

    ReplyDelete
  6. "Hoy las opciones de real calidad son nulas."

    Total, enfática, absolutamente en desacuerdo. Yo, que conozco menos del 1% de la música de hoy, me las he ingeniado para postear muchas bandas acá que suenan espectacular. Ni me quiero imaginar lo que me estoy perdiendo.

    "El Flaco comienza su comentario renegando de mi melancolía subjetiva pero al ratito reconoce el "pico creativo" de los ochenta, su carácter sobresaliente, y empieza a indagar sobre sus posibles causas."

    Qué haríamos en este blog de no ser por las contradicciones del Flaco?

    ReplyDelete
  7. No hay contradicción en mi comentario. Lo que digo es que ese pico creativo no está relacionado con "Shout" o con "Say You Say Me"!...válgame Diós!

    El hecho de que haya sido una década destacable, con respecto a los 70' o a los 90', no significa que tenga que seguir escuchando "Take on me" hasta que cumple los 60!...ya está...ya fué...que viene ahora?

    ReplyDelete
  8. Comparto la apreciación del Flaco respecto de "Shout" y "Say You Say Me". Uma bosta.

    ReplyDelete
  9. Buen dato el del Flaco sobre las actuales y permanentes fiestas ochentosas de las que participan no sólo los que tuvieron la suerte de ser jóvenes entonces, sino buena parte de la juventud de hoy.

    Inútilmente, Ramiro intenta relativizar esto diciendo que nuestra generación hacía lo mismo con la música de los sesenta. Totalmente falso. Las canciones de los ochenta, por méritos propios, ocupan en la actualidad un lugar que las canciones de los sesenta no podían ni soñar cuando transcurrían los ochenta. Hoy día cualquier canción de esas que enumeré como grandes éxitos de 1985 siguen sonando en todas las radios. En los ochenta, en cambio, la música de los sesenta sólo se emitía los fines de semana en los programas del estilo "El Disc Jockey del Tiempo".

    Ni qué hablar sobre la existencia alguna vez de fiestas "sesentosas" a las que haya concurrido la juventud de los ochenta.

    Puede que en determinados momentos de la adolescenia no haya valorado como debía la música que era mi contemporánea. Ello es pura responsabilidad de Los Beatles, a los que me sentí atraído irresistiblemente de una manera incomprensible para el resto de los que tenían mi edad. Sólo Ramiro, Romualdo, y en menor medida el Flaco, compartían ese sentimiento que nos hacía auténticos perros verdes.

    El Flaco pregunta que viene ahora. Bueno, con lo que hay, digamos que no envidio su curiosidad. En lugar del "placer de descubrir" lo nuevo de Julieta Venegas, Fito Páez, U2 o el pelado Cordera, déjenme saboreando hasta el día en que la parca pase por mí You Make Me Love You de Roger Hodgson.

    ReplyDelete
  10. "Puede que en determinados momentos de la adolescenia no haya valorado como debía la música que era mi contemporánea. "

    No estás solo. Es un sentimiento común a todas las generaciones. Está comandado por algo que se llama nostalgia, concepto subjetivo si los hay.

    ReplyDelete
  11. Tres problemas fatales en la posición de Pascual.

    Uno objetivo:
    Es imposible emitir un juicio contemporáneo sobre la música de esta época. Como el propio Pascual admite, es posible durante el presente decir "esto es basura" para sólo admitir error 20 años después. Le pasó a él. Le pasa a la mayoría de los cuarentones en sus mismas circunstancias (ya ilustré este punto ejemplificado en la actitud frente a Los Beatles de la abuela de la Gabi, y casi la totalidad de individuos de su generación).

    Dos subjetivos:

    1) Quién dice que Lionel Richie es mejor que Colplay (y esto no viene de un fanático de Coldplay)?

    2) Cuánto has indagado en la música de ahora? No parece mucho.

    ReplyDelete
  12. Ramiro está haciendo una lectura errónea de mi "biografía" sobre gustos musicales. Es falso que no haya valorado en su momento la música de los ochenta. Podría demostrar esto de muchas maneras, por ejemplo contando que aun conservo los cassettes de Llena tu Cabeza de Rock 84; FM USA 84; Rockas Vivas; Relax, de Virus entre otros, los que compré por un par de Australes tal vez en Elior, tal vez en Avenida Musical, y a los que literalmente gasté de tanto escuchar.

    Siempre tenía listo un TDK virgen en el radiograbador para que cuando en Lollipop sonara una canción que quería grabar no se me escapara. Llegué a tener decenas de estos TDK, en donde se podía encontrar todo el rock nacional junto a lo mejor de la música en inglés.

    Lo que sí tuve fueron lapsos de tiempo en que estaba tan compenetrado con Los Beatles que rechazaba escuchar cualquier otra cosa. Pero eran etapas pasajeras atribuibles en parte a mi corta edad y en parte a la relación tan especial que me ligaba a los adorados Beatles. Nunca alcanzaron para dar razón a lo que dice Ramiro sobre mi posición de aquel tiempo.

    He demostrado en mi anterior comentario cuán equivocado está Ramiro cuando dice que "nosotros" en los ochenta celebrábamos la música de los sesenta. En los ochenta la inmensa mayoría, yo incluido, celebraba justamente la música de esa década. No era para menos.

    Que hay subjetividad en lo que expongo y que no es un dato nada menor el que haya sido un purrete en aquellos años nunca lo he negado. El punto acá es que hay datos objetivos indudables que son los que importan y en los que me baso, y a los cuales mis detractores poco se han referido.

    Me gustaría verlos negar sin vueltas el hecho de que en los ochenta, al mismo tiempo, un sinfín de artistas entregaron lo mejor de sí. Me gustaría que recopilen las canciones más exitosas de 2008, 2009 o cualquier otro olvidable año, y las pongan a la par de las de 1985. A ver si les da la cara para decir que no hay mayores diferencias.

    ReplyDelete

Blog Archive