Friday, February 28, 2014

Asís

"... el Cristinismo me resultaba mucha más interesante cuando deliraba. Cuando decían 'ni un paso atrás'; 'vamos por todo'... Ahora me enternece, me decepciona..." 
Jorge Asís

9 comments:

  1. Siempre lo escucho a Asis porqué es entretenido. Pero hablando seriamente es un gran boludo amanerado convencido que su pobre análisis político tiene alguna validez. Tristemente celebre su intento de "castellanizar" los carteles, anúncios, publicidades....
    En fin...creo que lo que dice a Asis le importa muchisimo a esta gente!!

    ReplyDelete
  2. A esta gente digo...parece que el link anterior no funciona...

    ReplyDelete
  3. Lo seguirá nadie, o mucha gente. No lo sé. Eso no quita que el tipo sepa de que habla. Y lo sabe por que tiene contactos adentro del gobierno, supongo que por haber sido peruca toda la vida. Así, en el 2008 destapó lo de Ciccone. En breve: será todo lo que decís, con la popularidad tal cual decís, y además tiene data que otros parece que no tienen...

    ReplyDelete
  4. Se nos esta quedando Emilio...siento que ultimamente busca información solo para reafirmar sus preconceptos. Es duro desafiar la "ley de la gravedad" de crecer....de la edad. Pero es indispensable. El Capitalismo no es ningún camino asegurado a la felicidad. Suecia, aunque hayas buscado a un latino dispuesto a escribir un libro poniendo enfasis en las 'faltas' de un sistema mixto donde cualquier emprendedor inventa y crea riquezas casi sin restricciones, pero eso si....paga altos impuestos, tendría que ser una señal en tu cabeza de que no hay un solo y único sistema posible para vivir en sociedad, progresar y asegurar la máxima libertad o justicia en términos colectivos. Sorprendenos, deja de colgar a Benegas Lynch, o a Asis, viejo chotos y a todas luces reprimidos sexuales (preconcepto, lo acepto, pero estoy dispuesto a apostar la plata que no tengo para comprobar que nunca pasaron del misionero) y jugate por algún pensador más disruptivo que nos contagie toda lo novedoso y loquito de soluciones que rozan la utopía, que mantienen la ilusión de pensar que intrinsecamente los humanos no solo nos movemos por incentivos económicos, materiales o sociales sino que también nos energiza una llama "socialista" y "justiciera", casi irracional, que hace que algunos artístas pifiádos a todas luces en la perspectiva y paradigma de la historia nos regalen "emociones violentas" como esta...
    https://www.youtube.com/watch?v=_3Z0yCMVr3A

    Lennon...un boludo intelectual...un simio...un zurdito....UN GENIO!!!!

    ReplyDelete
  5. Summing up the idea: Let's keeping on breaking the rules, the "facts", the majority opinions, the agreements...don't take for granted anything at all.
    Evitemos "conservadurizarnos"...

    ReplyDelete
  6. En el primer punto tenés razón: me estoy poniendo viejo; igual que cualquier organismo vivo en el Universo, tengo esa mala costumbre. Envejecer es natural y no es grave. Lo grave es no madurar.

    Sobre Suecia: el latino -como lo llamás a Mauricio Rojas- habla de Liberalismo como sistema político en el que se respeta la propiedad privada, la división de poderes, la Libertad del individuo, etc. Escribís que Suecia (...) tendría que ser una señal en tu cabeza de que no hay un solo y único sistema posible para vivir en sociedad, progresar y asegurar la máxima libertad o justicia en términos colectivos.. Pero el sistema que se impuso luego de la debacle del estado benefactor sueco fue el Liberalismo. Te dejo 2 citas del libro de Rojas:

    El renacimiento liberal condujo en Suecia al surgimiento de una crítica al paternalismo estatal desde puntos de vista más individualistas y pro economía de mercado. Esto se manifestó tanto en la transformación paulatina del Partido Conservador en un partido cada vez más liberal, como en la quiebra generalizada del amplio consenso que hasta entonces había existido en torno a la construcción y desarrollo del Estado benefactor. Ese partido más liberal ganó las elecciones del 91 con el lema "revolución de la libertad de elección”.

    A su vez, la crisis del “socialismo real” y la caída del Muro de Berlín reactivaron una crítica de izquierda al modelo estatista sueco que tenía sus raíces en los movimientos populares que surgieron pujantemente en el país a fines del siglo XIX. Este “socialismo desde abajo” articuló ahora una crítica que apuntaba a la falta de participación directa de la ciudadanía en la organización y orientación de los servicios del bienestar. Este socialismo más libertario llevaría a la Juventud Socialdemócrata de comienzos de los años 90 a hacerse portavoz de una serie de propuestas de democratización del Estado benefactor en torno a la idea del “poder propio” o poder directo de la gente sobre su vida cotidiana. Conceptos o consignas como ”influrencia del usuario” y otras semejantes que también demandaban menos estatismo y más participación ciudadana fueron característiscas de esta crítica al sistema desde el interior del propio movimiento socialdemócrata.

    ¿Suecia tendría que ser una señal en mi cabeza de otro sistema...? Está claro que no. No es otro sistema. Es más Libertad, es más competencia. Es más Liberalismo.

    Me pedís que te sorprenda con algún pensador, gente disruptiva,... Te respondo citándote: El derecho de escribir lo que se me cante el ojete no es algo que voy a discutir con nadie en este momento. Yo tengo el mismo derecho, así que si querés alguien disruptivo, esperaré -con mucha paciencia- a que lo traigas vos.

    Finalmente, vos decís: Evitemos "conservadurizarnos".... Pero ¿no te diste cuenta que ya sos conservador? Defendés el orden (¿desorden?) que domina en el País desde hace décadas. Y rechazás a los liberales que son los que permanentemente traen mejoras al mundo. Los rechazás a pesar de que hoy no hay nadie más revolucionarios que los liberales.

    ReplyDelete
  7. Antes que nada, hiciste bien en 'devolverme' aquella frase no tan afortunada. Pero si lees el contexto en el que te la escribe te darás cuenta que lo que buscaba era justamente que no te tomés personal lo que había opinado más arriba. Nada mejor que una estrategia ofensiva para no entrar en explicaciones defensivas o culposas. Hablar de "manía golpista" es un recurso más para polemizar, ni por las tapas pensaría que alguno de uds lo sea. Con lo cual tu frase "¿Con qué derecho decís eso?" me obligó a "ir por todo" como dirían los K para mostrarte que no había nada personal en el asunto. Si hay tres personas (las únicas diría yo) a las que les puedo aguantar hasta una "sutil" ofensa personal como parte del debate, son uds. Nadie más por el momento.

    - No pongo en dudas que la elección de un Estado Benefactor (aunque Rojas lo llama de otra forma menos simpática) implique una reducción del abanico de elecciones individuales. Pero hilando fino y poniéndonos más filosóficos, como ya lo mencioné anteriormente. La organización misma de seres humanos en Sociedad y la existencia de un Estado por más mínimo e insignificante que sea implica la "cesión" de derechos individuales en pos de los colectivos.
    Por más liberal que sean los Estados Unidos, Ramiro no puede salir a la calle en bolas por ejemplo. No puede ponerse una remera con una gran Esvástica porqué simplemente le guste. No puede andar cantando por ahí un linda canción que tenga por estribillo "Mahoma se la come!!". No puede comerciar o intercambiar productos y servicios con algún cubano que viva en la isla. No puede dejar de financiar la adquisición de armas de guerra con sus impuestos.
    Todo esto me lleva a la conclusión que muchas veces estamos discutiendo simplemente de grados y no de direcciónes diferentes.

    - Más leo y más me doy cuenta que la tentación de volverse más y más conservador es innata y natural. Es casi un mecanismo inconsciente de autodefensa empezar a cerrarse y a volverse más orgulloso de las propias elecciones. Desde un punto de vista psicológico lo veo muy bien. Desde el ideológico es un problemón. Gente muy pero muy inteligente como Fidel Castro, Sartre o el mismo Friedman disfrutaron de las mieles de dejar de autocuestionarse y sacar pecho.

    - Racionalmente, voy a tratar de evitar ese comportamiento. Aveces caigo en el otro extremo y me fuerzo a escuchar música nueva simplemente porqué me la nombró un compañero jovencito de trabajo o porqué es nueva y punto. En vez de disfrutar de la que ya me gusta atravieso una y mil veces la extraña sensación insatisfactoria de la "primera escuchada". El premio que muchas veces consigo devuelve con creces la inversión. Flotar por el aire con Instant Crush no hubiera sido posible de no haber apretado el "play" sin pensar demasiado.
    Lo mismo me pasa con las ideas políticas. No quiero añejarme creyendo que "vi la luz" cuando escuché estos segundos de Friedman. Quiero cuestionar todo lo que pueda algo que a prima facie parece tan contundente. Ya me pasó creer obnuviladamente en cosas que después simplemente descarté por equivocadas.

    - Benegas Lynch es conservador. Lo escuché atentamente y lo creo incapaz de reveer sus ideas más elementales. Ni siquiera de probadita. Es verdad que Asis no parece igual. Pero un tipo que se expresa con ademanes tan egocéntricos. Que fué funcionario de un Gobierno tan poco rescatable en términos "culturales", lleno de simbología materialista (Ferraris, vedettes, ropa ostentosa, cirujías estéticas y picaduras de avispa, etc) no me inspira demasiado.

    ReplyDelete
  8. Flaco, Suecia, ¿no tendría que ser una señal en tu cabeza?

    ReplyDelete
  9. Siempre es divertido escucharlo a Jorge Asís. Lo que puede deberse a sus ocurrencias y a su particular forma de expresarse. Aunque también a su intrínseca falta de seriedad.

    El problema con este escritor no está en las críticas que dirige al mundo K, sino en la gestión de gobierno con la que se identifica. Hay que ser muy caradura para denunciar la corrupción y la irresponsabilidad kirchneristas y al mismo tiempo vivar la experiencia del menemismo con su colección de diputruchos, yoma/swifft gates, contrabando de armas e intentos fallidos para eternizarse en el poder, entre otras tantas perlas.

    ReplyDelete

Blog Archive