Wednesday, November 9, 2016

The joke is on US



El bufón, tonto, inútil, payasesco Donald J. Trump fue coronado anoche como líder del mundo libre.


W

O

W



Tan tonto no había sabido ser. Nunca en mi vida he visto un fenómeno político como el que me ha tocado presenciar en estos 18 meses. Nunca habría apostado una moneda de cinco por DJT. Y aquí estoy tratando de esbozar una explicación para este terremoto que sacude el mundo hoy. El tonto es un verdadero genio que se burló de todos (y todas).


Luego de idas y venidas e idas y más venidas, anoche, a 44 minutos del cierre de urna le di mi voto a Mr. Trump. Un voto que no cuenta, obvio. Los 55 votos electorales de California estaban asegurados para Hillary desde la tarde del ensayo en la casa de la Abuela Negra antes de La Bailanta de Bubby (en el condado de Los Angeles fue 71% H contra 23% T). Por qué a Trump? Algunas razones.

1) Corte Suprema: Trump va a reemplazar a Scalia con un juez que me va a gustar 100 veces más que cualquiera que Hillary puede elegir. Y quien sabe, quizás le toca llenar más de un asiento. Es probable que Trump tenga a su cargo la designación de la Corte Suprema que va a reinar por dos o tres generaciones.

2) Obamacare: La solución de Obama a la crisis del sistema de salud ha sido peor que la enfermedad. No tiene sustento alguno. Hillary se comprometió a "arreglar" esta ley que no tiene arreglo.

3) Cambio de batuta: Los norteamericanos tienden a cambiar de partido luego de dos términos consecutivos del partido anterior. Este sano dinamismo renueva el entusiasmo en ambos bandos y asegura la vigencia del doble partidismo que funciona bien acá.

4) Check and balance: Clinton, quien debería estar presa de no ser Clinton por el escándalo de los emails y los chanchullos de la fundación que lleva su nombre, no tuvo problemas en llegar a la candidatura demócrata. No hubo desafío alguna en esta dedocracia que es el partido demócrata. Si con ese prontuario nunca nadie la paró dentro de su propio partido... quién la iba a parar siendo presidente? Ciertamente no los medios, ciertamente no la opinión pública internacional. Los republicanos desde una minoría habrían sido el único obstáculo para Clinton. Trump, en cambio, va a tener a todo el mundo cuidando y revisando cada paso que da.

5) Indices: Si el electorado mundial tendría voz y voto en la elección americana, el resultado sería nada diferente al resultado de ayer en Washington DC: Clinton 93% - Trump 4%. Este argumento sólo me vende el voto de Trump y hasta las ganas de hacer trampa y votar 3 veces.

Este tipo ha sabido leer el electorado en una forma que nadie vio. Y cuando subió al podio anoche fue una persona diferente a la que vimos en la campaña. Sus primeras palabras fueron para reconocer el esfuerzo y la carrera de su oponente. Su misión: unificar el país luego de tan dura lucha. Esperanzador.

Vi muchas lágrimas hoy cuando llevé a los chicos a la escuela. Y más cuando fui a comer un sanguche a la hora del almuerzo. Una amiga que estaba sentada en la mesa de al lado, quien obviamente ignora que mi casa fue un jolgorio y celebración anoche, me abrazó con lágrimas en los ojos diciéndome que está preocupada por el rumbo del país y el futuro de sus hijos. Para compadecerme con su sentimiento hice un ejercicio mental: viajé en el tiempo para tratar de experimentar nuevamente mi amargura cuando Obama ganó hace 8 años. Pensaba y sentía, por diferentes razones obvio, lo mismo que ella hoy. Tenía miedo que este socialista de alma arruine mi recientemente adquirida patria. Y pensé en todos los "logros" y cambios que hizo en 8 años. No fue difícil entonces decirle que una cosa es cierta, este país está gobernado desde el centro y en forma democrática. 240 años no vienen solos. Como dijo ese socialista, el sol va a seguir saliendo mañana.      

3 comments:

  1. Podría justificar mi elección de Slogan&Stradivarius como el mejor grupo tucumano de los 90's con argumentos mucho más sólidos que los escuetos que esgrimiste aquí para justificar lo injuistificable.
    En mi análisis a la distancia trato de ser más holístico. No podemos despegar la elección de ayer del Brexit, de Siria, de la crisis de refugiados y del fenómeno de la globalización.
    El mundo ha cambiado, los electores adultos yanquis no se quieren convencer, ni lo terminan de aceptar. Ni Europa, ni EEUU volverán a ser lo que fueron en los felices años de la post guerra, ni en los 70's, ni en los 80's. Tanto un parisino de clase media, como un londinense o un Texano, en sus sesenta o sententa, tendrá que aceptar, a regañadientes o de buena gana, que en el metro viajará con mujeres usando burka, paquistanies, indúes o polacos. Hay que saber que ni en pedo los chinos volverán a pasar las hambrunas del siglo pasado, que se terminaron en Asia los experimentos del socialismo y que la mayoría de los países de esas latitudes amenazan con convertirse, si es que ya no lo son, en potencias económicas. Trump recurrió a la nostalgia, les hizo creer a los ciudadanos de uno de los países más endeudados del mundo (y con China para colmo), que pueden vivir con lo suyo (parafraseando a Néstor). Es imposible, cualquier intento de proteccionismo, con el gigante rojo a todo motor, terminará en un desastre para USA.
    EEUU acaba de empezar a transitar, como cualquier imperio de la antiguedad, el camino de la decadencia. Ha encumbrado a un ególatra, xenófobo, machista y geronte de 70 años, a la presidencia, sin ninguna experiencia en el campo público, sin siquiera haber dirijido una pequeña oficina postal. Se equivocaron, y creo que pagarán las consecuencias...

    ReplyDelete
  2. Errado análisis. Trump no es racista. Ni ganó con una campaña basada en el racismo. Ni con votos de racistas. Trump ganó porque supo diagnosticar el enojo de los gobernados con sus gobernantes (exactamente lo mismo que ocurrió con el Brexit). Es muy diferente. El proteccionismo al que hacés referencia es más acertado, ya que sí ganó con el voto del tipo que trabajaba en una fábrica en Ohio que hoy se mudó a China. Eso significa que va a levantar una barrera a la importación? No creo.

    ReplyDelete
  3. Otro enorme batacazo político que han dado las urnas, haciendo añicos encuestas y análisis previos, en línea con el Brexit y el plebiscito colombiano.

    No seguí mucho la campaña, lo que me inhibe de hacer comentarios con pretensión de profundidad. Por ejemplo nunca me preocupé por informarme demasiado de las acusaciones contra Hillary por el tema de los mails. Ni tampoco de las críticas que caían sobre Trump ante cada uno de sus exabruptos, pasados o presentes.

    No se si lo de Trump tiene algún precedente. El tipo les ganó a todos. El anuncio de su candidatura parecía más bien una broma del día de los inocentes. Uno a uno de sus rivales en la interna republicana fueron tirando la toalla hasta quedar sólo él al final, dejando perplejos a los tradicionales líderes del viejo partido, quienes llegaron a considerar seriamente la posibilidad de desconocer el resultado de las primarias ungiendo a algún otro en la Convención Republicana. Teníamos así el paradojal caso de un partido que abjuraba de su propio candidato presidencial, al que los popes le quitaban públicamente el apoyo y hablaban pestes de él. Si apenas hace unas semanas se rumoreaba que el excéntrico millonario podría bajar su candidatura luego de que se conocieran audios de su pasado respecto del sexo femenino.

    En fin, el payaso del que todos se reían, las más de las veces con razón, terminó riendo al último, riendo mejor. El tiempo dirá cómo será el tenor de su presidencia. En prinicipio, no puede haber mayor contraste entre el mandatario que llega y el que se va. Aunque quizá esto no sea más que la escencia de la democracia moderna, donde la gente al cabo de un tiempo opta por el cambio después de hartarse y desilusionarse con el partido de gobierno y las caras repetidas.

    PD: aunque todo el mundo habla de sorpresa, en el fondo para mi no la hubo. Siempre supe que Trump ganaría. O al menos desde el seis de mayo de este año, cuando Ramiro aquí escribió: "Gana Hillary por choreo".

    ReplyDelete

Blog Archive